Publicado el Deja un comentario

La cuestión es si las empresas podemos obtener los mismos beneficios o incrementarlos, si apostamos también por la sostenibilidad y el medio ambiente.

No se trata de que utilicemos el concepto de sostenibilidad solo en nuestra comunicación y publicidad para demostrar que estamos en esa onda. No es solo una cuestión de imagen. Ha de ser real, dando visibilidad a los parámetros, a las formas de hacer y a los objetivos que en este sentido hayamos establecido.

Que sea un valor añadido que nuestros clientes consideren en su decisión de compra. Clientes que, además de gustarle nuestro producto, quieran gastar su dinero de forma correcta y beneficiosa para nuestra sociedad.

Interesante la entrevista a Ronald Cohen, presidente de GSG, Club Mundial de Inversión Social, al que recientemente se ha unido España.

https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9941064/06/19/Cohen-GSG-Hay-que-concienciar-de-que-se-puede-hacer-dinero-de-forma-sostenible.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − diez =